07 abril, 2014

Crítica» Bajo la misma estrella, de John Green

BAJO LA MISMA ESTRELLA DE JOHN GREEN
Debolsillo.

A Hazel y a Gus les gustaría tener vidas más corrientes. Algunos dirían que no han nacido con estrella, que su mundo es injusto.
Hazel y Gus son solo adolescentes, pero si algo les ha enseñado el cáncer que ambos padecen es que no hay tiempo para lamentaciones, porque, nos guste o no, solo existe el hoy y el ahora. Y por ello, con la intención de hacer realidad el mayor deseo de Hazel - conocer a su escritor favorito -, cruzarán juntos el Atlántico para vivir una aventura contrarreloj, tan catártica como desgarradora.
Destino: Amsterdam, el lugar donde reside el enigmático y malhumorado escritor, la única persona que tal vez pueda ayudarles a ordenar las piezas del enorme puzle del que forman parte...

Esta es una historia en la que los dos personajes principales y algún otro más tiene cáncer, por lo que habla sobre la perdida y la muerte, pero también sobre el amor y la vida. Que nos recuerda que aunque las personas con enfermedades pueden ser más frágiles que otros, no están rotos. Ellos quieren experimentar la vida con la mayor normalidad posible.

John Green pinta un retrato realista sobre unos adolescentes enfermos pero vibrantes, sus luchas y alegrías traspasan las páginas consiguiendo el equilibro adecuado, porque nos muestra a los personajes siendo optimistas con unos diálogos de lo más divertidos, pero también enfadados o asustados.

La narración corre a cargo de Hazel que sabe que su vida tiene fecha de caducidad y ha crecido más rápido que la mayoría de la gente de su edad, y esta la ha hecho más dura y sarcástica, recordándoles a los que la rodean que está viviendo con una cruda realidad y desconectándola un poco del mundo. Es entonces cuando conoce a Augustus, un chico divertido, carismático y lleno de vida, que está ansioso por dejar una huella en el mundo para de alguna manera ser recordado. Y de la misma manera que Hazel no puede evitar caer en las redes de este ingenioso y encantador chico, nosotros tampoco. Gus es el alma de la historia. Hazel me encanta; no penséis que no porque esta chica te llega al corazón, pero Gus… Gus es muy muy especial.

Tenéis que estar preparados cuando os pongáis a leer la novela, porque el cáncer no es un tabú en este libro, y tampoco lo es la muerte. Veremos una nueva perspectiva sobre esta enfermedad con la que todos estamos, por desgracia, demasiado familiarizados hoy en día, y nos hará pensar en cómo los enfermos y sus familias enfocan tanto los diferentes diagnósticos como la posible muerte.

Sin lugar a dudas esta es una conmovedora historia de amor bastante atípica, desprovista del típico sentimentalismo y llena de emoción en estado puro. Sonreiréis la mayor parte de la historia, y se os pondrá un nudo en la garganta en más de un momento, pero esta novela juvenil trasciende el género y ocupará un lugar muy especial en vuestros corazones.

4 comentarios :

Lucia dijo...

Es una historia muy bonita, estoy deseando que llegue la pelicula.

Besos chicas

Anónimo dijo...

La historia es preciosa, yo lo pase un poquito mal leyéndola, así que me esperaré a ver la película en dvd.
Saludos.

Raquel Pérez dijo...

@Anónimo: yo también me esperaré al dvd

Gracias por los comentarios a l@s dos ;)

Anónimo dijo...

En mi humilde punto de vista, esta historia sin lugar a dudas se lleva el premio a la mejor novela que leí en el 2014 (y la primera, después de mucho esperar) Es un libro simplemente increíble, donde no hablan del típico romance adolescente donde hay un triángulo amoroso. NO, este libro habla del cáncer, pero no como un tabú, se habla de como a pesar de las enfermedades, de la depresión y de ser un adolescente; el verdadero amor existe, y que todo es mejor con un buen chiste y una gran sonrisa en el rostro; en general los personajes son un rompecabezas que unido conforma esta gran historia. Hazel Grace, la chica de 16 años y su fiel compañero Phillip (su tanque de oxigeno con rueditas) nos atrapan desde las primeras páginas, y nos damos cuenta de que ella es sin duda el cuerpo de la historia; después conocemos a Gus quien es un chico genial, con su sentido del humor, su carisma, su inteligencia y su veracidad en cuanto a las ideas; en ese momento como dice la reseña; uno se da cuenta de que él, es el alma y el corazón. Gus es precisamente el equivalente en estos tiempos al heroe del libro! Un aplauso a John Green por traernos esta conmovedora historia! BESOS

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Nuestras Novelas.
Muchas gracias por darnos a conocer tu opinión