12 junio, 2013

Crítica» Una oscura obsesión, de Kenneth Oppel

UNA OSCURA OBSESIÓN DE KENNETH OPPEL
Alfaguara.

Los jóvenes hermanos Víctor y Konrad llevan una apacible vida en el castillo familiar. Junto con su prima Elizabeth se han convertido en inseparables, en cómplices de juegos y aventuras.Reciben clases privadas, practican esgrima, montan a caballo y recorren incansables los pasadizos del castillo de los Frankenstein. Pero, cuando Konrad cae gravemente enfermo, sus vidas darán un giro inesperado y sus inocentes aventuras de juventud se volverán demasiado reales. En la inquieta mente de Víctor aparecen dos certezas: que para curar a su hermano deberá encontrar la receta del legendario Elixir de la Vida y la convicción de que siente una profunda e irrevocablemente atracción por Elizabeth, a pesar de saber que la joven y Konrad están enamorados. Una oscura obsesión invade su mente: ¿será capaz de traspasar las fronteras de la vida, la ciencia y el amor? Y, más aún, ¿cuánto está dispuesto a sacrificar por salvar la vida de su hermano?


Kenneth Oppel ha hecho un buen trabajo al presentarnos a Víctor Frankenstein en su época adolescente. Todo está entretejido de una manera coherente por la gran imaginación del autor que ha creado una precuela del Frankenstein, de Mary Shelly y aun así ha sabido mantenerse fiel a la esencia del clásico. Además el entorno es impresionante: una fortaleza de trescientos años de antigüedad cerca de Ginebra, rodeada de bosques y lagos, con un montón de habitaciones, salones de baile, pasadizos secretos y mazmorras oscuras. La aventura nos es narrada por el propio Víctor, que nos sumerge de cabeza en cavernas subterráneas, misteriosos alquimistas, y en la seducción del conocimiento y el poder.

Oppel hace un trabajo excelente con el personaje de Víctor. Nos lo presenta como impetuoso, apasionado en todo lo que hace, celoso de su hermano pero al mismo tiempo totalmente dedicado y dispuesto a hacer casi cualquier cosa que se necesite para protegerlo. Sin embargo, los otros protagonistas no son tan interesantes… por desgracia.  Konrad es un poco soso, a Henry apenas se le saca partido y ofrece más que nada un alivio cómico. Y aunque Elizabeth es un personaje fuerte no destaca mucho más allá del modelo estándar. El resto de la familia Frankenstein que me falta son los padres de Víctor y Konrad, ciudadanos destacados de clase alta que se nos muestran de una manera muy liberal y con unos raros puntos de vista demasiado progresistas para la época, sobre todo los domingos….

La trama va muy rápida al principio y después se toma su tiempo, aunque sigue siendo muy interesante. Al final vienen las prisas, y la tensión aumenta en las  últimas sesenta páginas. A medida que se acerca a su objetivo, Víctor se convierte en un personaje mucho más complejo si cabe. La invención del gemelo Konrad, y su relación de amor/envidia funciona sorprendentemente bien. Me encantó el vínculo entre hermanos y la forma en que se equilibran entre sí. Konrad es el relajado, el moderado; mientras que Víctor es el obstinado y competitivo, lo que hace que sea muy fácil simpatizar con sus motivos de intentar salvar a su hermano a toda costa de la misteriosa enfermedad que le aqueja, y se convierte en una buena base para el deseo de Víctor de descubrir el secreto de la vida que encontramos en la novela de Mary Shelley. No vamos a salvarnos de un triángulo amoroso entre Konrad, Elizabeth y Víctor, que añade un poco de romance a la historia, pero que no es para nada el eje principal.

Un dato curioso es que el alquimista de la novela que dirige los pasos de Víctor tiene el nombre de Polidori, que es el segundo apellido de  John William, amigo de Mary Shelley y conocido por su novela gótica El vampiro.
En definitiva, poco puedo comentaros más sin revelar secretos de la trama que debéis descubrir vosotros. Si entre vuestros libros preferidos se encuentra Frankenstein, o como iniciación previa a su lectura, no podéis dejar escapar este libro de Kenneth Oppel. Sólo espero  que Alfaguara no se haga de rogar mucho y publique pronto la continuación, porque tengo unas ganas de meterle mano tal que ya mismo….

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Nuestras Novelas.
Muchas gracias por darnos a conocer tu opinión