10 marzo, 2016

Crítica» Trilogía Bad Boys de M. Leighton



LA DECISIÓN DE OLIVIA
Una chica, dos gemelos, un triángulo imposible...
Olivia Townsend solo quiere terminar sus estudios universitarios para regresar a casa y ayudar a su padre en su negocio. No está dispuesta a dejarle tirado como hizo su madre, incluso aunque ello suponga dejar su propia vida a un lado. Tiene las ideas claras y no va a permitir que nada la aleje de su camino.
Pero su determinación se tambalea cuando entran en su vida los gemelos Cash y Nash Davenport.
Cash es el tipo de hombre que siempre le ha gustado; un chico malo, sexy y peligroso que quiere llevársela a la cama a cualquier precio. Se siente tan atraída por él que solo es necesario un beso para que se olvide de lo poco conveniente que es.
Nash, sin embargo, parece exactamente lo que necesita: un hombre de éxito, responsable y muy apasionado. Pero está pillado, y nada menos que por su hermosa, bien relacionada y rica prima Marissa. Eso no impide que se derrita cada vez que Nash la mira. No es necesario más que un roce para que olvide que no pueden estar juntos.
Pronto le resulta evidente que ellos le ocultan algo. Algo que debería hacerla huir tan lejos como fuera posible. Pero ya es demasiado tarde para escapar, Olivia se ha enamorado… de los dos.
Los dos han capturado su corazón… los dos hacen arder su cuerpo…
Los quiere a los dos… y los dos la quieren a ella.
¿A cuál de ellos debe elegir?

TODO O NADA
Olivia Townsend jamás ha sido tan feliz. Aunque su relación con Cash puede parecer complicada e impredecible, y su reputación de «chico malo» es más que merecida, él cumple todas sus expectativas, especialmente cuando se trata de satisfacer sus deseos.
Cash Davenport todavía no entiende muy bien cómo ha cambiado tanto su vida en pocos meses y le cuesta aceptar que se ha enamorado de una sola mujer, pero Olivia es la única que ha sabido aceptarlo como realmente es.
Sin embargo, un terrible secreto del pasado invade la burbuja de felicidad que ambos disfrutan. Unos extraños desean recuperar algo que Cash tiene en su poder, y amenazan con arrebatar la vida de lo que él más valora.
Y aunque Olivia siempre ha sabido que mantener una relación con Cash es arriesgado y que tal vez podía llegar a arrepentirse en algún momento, esta nueva amenaza va mucho más allá de lo que había imaginado. Ahora no le quedará más remedio que poner su vida en sus manos... lo que resultará mucho más difícil que confiarle su corazón.

SEGUNDA OPORTUNIDAD
Marissa Townsend, la prima rica de Olivia, posee todo lo que una mujer puede pedir: un magnífico trabajo, una privilegiada existencia y todos los amigos que desea. O, al menos, todos los amigos que el dinero puede comprar.
Sin embargo, una peligrosa mafia la confunde con Olivia y la secuestra. Su mimada vida da un vuelco y no vuelve a ser la misma, incluso después de que la rescaten.
Esa peligrosa situación hace que se refugie en brazos del hombre más sexy del mundo, y el más peligroso de cuantos ha conocido.
Para Marissa, él es un enigma, pero uno al que no puede resistirse, y por el que se ve inexplicablemente atraída. Con él descubre un nuevo mundo lleno de libertad y deseo, de sombras oscuras y peligrosos secretos; un mundo en el que nada es lo que parece, salvo la ciega pasión de la que no logra escapar y a la que le va a costar mucho sobrevivir.

En un principio estas reseñas iban a ir por separado, pero un problema con la copia de seguridad y el servidor del blog me hizo la puñeta no guardando las entradas programadas, entre las que se encontraban bastantes reseñas. Así que he tenido que releer y volver a rehacerlas todas desde el principio... de modo que como esta trilogía ya está completa, que mejor manera que una reseña conjunta.
Por lo que.... ¡Al lío!

La decisión de Olivia
La historia se centra en Olivia Townsend, una chica que nunca ha sabido elegir bien sus parejas, ya que siempre se ha quedado con el chico que menos le conviene y el que más problemas le da, y en la decisión que debe tomar entre dos hermanos gemelos por los que se siente atraída.
Es este triangulo amoroso entre Olivia, Cash y Nash el centro del argumento, y es lo suficientemente atrayente como para mantenernos interesadas en la lectura.

Cash es el propietario del bar donde Olivia empieza a trabajar y juega muy bien su papel de chico malo. Nash por su parte, es un abogado que se encuentra trabajando en un bufete de prestigio, y es el chico bueno.
Cash es todo lo que siempre le ha gustado de un chico: es peligroso, sexy y con solo un beso le hace olvidar por qué no es bueno para ella. Nash es todo lo que siempre ha necesitado en un hombre: tiene éxito, es responsable y posee un interior apasionado que no esperaba. ¡Vamos, el que toda mujer querría  tener como pareja! Claro que tampoco esperaba que fuera el novio de su estupenda y rica prima, Marissa.

A medida que la historia entre los tres progresa, vamos a descubrir que los hermanos Davenport tienen más de un secreto, y una vez que Olivia se entere, todo explotará a su alrededor como una piñata de mentiras y engaños.

Sin lugar a dudas, M. Leighton sabe como atraer al lector con su escritura fácil y simple, pero de lo más entretenida. ¡Uy! Casi me olvido, algunos capítulos son contados no solo desde la perspectiva de Olivia, si no desde la de Cash o Nash, cosa que últimamente sucede en muchos libros que se han y se están publicando.
Además, la química sexual se mantiene durante toda la novela y la revelación (aunque una ya se la olía) no os dejará indiferentes. Eso sí, cuando lo terminéis, tener a mano el siguiente… por la salud de vuestras uñas y eso.

Todo o nada
Al igual que el anterior, aquí también tenemos una visión alterna en primera persona de los personajes, con lo que no nos perderemos sus pensamientos y el por qué de sus acciones.
Al principio de este libro, Olivia y sus problemas de seguridad me volvieron loca. Está claro que Cash le pide que confíe en él, y sabiendo lo que sabemos es un gran salto de fe, pero que habiendo hecho lo que ha hecho por ella se merecía un voto de confianza… y gracias a dios que Olivia entra en razón, deja de hacer el panolis y comienza a portarse mejor con Cash.

Obviamente, nos vamos a llevar una sorpresa con la llegada de la primera persona que viene en ayuda de Cash, después de que su padre moviera los pocos hilos que le quedan dentro de la prisión en la que se encuentra. Y entonces, estaremos en el mismo punto que él, y nos daremos cuenta que muchas cosas no son lo que parecen, y que los últimos años de su vida fueron construidos sobre mentiras.

De entre los personajes secundarios que se nos presentan en la novela, me quedo con Gavin, que parece saber qué hacer y cómo hacerlo en todo momento. Cosa que hace que me pregunte si este buen hombre va a volver a salir por alguna historia más… ¡M. Leighton…please!

Y sobre Marissa os puedo decir que la vemos evolucionar y coger mucho más protagonismo, dejando de ser la chica caprichosa del primer libro. Obviamente, lo que le ocurre tiene que hacer cambiar la visión de cómo se ven las cosas a cualquiera.

En definitiva, en esta segunda parte hay mucha más acción, dejando en segundo término el romance entre los protagonistas. Una trama algo más convincente y dramática que cuando se pone en lo mejor, se acaba, y tenéis suerte de que ya esté la tercera parte disponible…

Segunda oportunidad
Vamos a ver cómo empiezo…
Ehh…
Uhmm…

Nada, no hay manera humana de que pueda comentaros algo del final de la trilogía sin incluir un spoiler… por lo que si no os habéis leído los dos anteriores cerrar tal que ya esta ventana/pestaña en vuestro ordenador o móvil.
Avisadas quedáis….

En este punto final, los protagonistas son más Marissa y Nash, éste último reconozco que llegó a gustarme más en Todo o nada que su hermano.
Nash es un hombre peligroso y con más capas que una cebolla, pero nos demuestra tener una gran fortaleza de espíritu. A través de unos flashbacks nos iremos enterando qué fue de su vida después de su desaparición. Todo lo que tuvo que hacer para sobrevivir… que no fue poco. Esto ha hecho que su vida gire en torno a la ira y la venganza, y que no pueda confiar en nadie… Aunque muy en el fondo de su alma, todavía quede algo del viejo Nash que fue.

La química entre ambos es espectacular y ya la podemos observar en el libro anterior, pero Nash es reacio a comenzar nada con Marissa por todo el equipaje que acarrea de sus años anteriores.

El cambio que el personaje de Marissa empezó a gestarse en el libro anterior, da un giro radical en este, y descubriremos que detrás de esta consentida y mimada mujer, se encuentra una abogada graduada summa cun laude, que ha aprendido unas lecciones en la vida de la manera más difícil, dándose cuenta que la vida que siempre ha conocido, no es la que desea en el futuro.

En esta novela no falta de nada: un amor prohibido, grandes revelaciones, el descubrimiento de toda la verdad, y un hombre que no sabe si podrá corregir los errores cometidos en el pasado. Definitivamente, M. Leighton ha escrito un gran final para su trilogía, y es una autora que tendré muy en cuenta para futuras lecturas.

2 comentarios :

Anónimo dijo...

Me ha encantado la reseña conjunta y opino como tú, el mejor el tercero.

Silvia dijo...

Me falta por leer el tercero y espero ponerme con el en breve, de momento el que más me gusta es el segundo.

Un beso

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Nuestras Novelas.
Muchas gracias por darnos a conocer tu opinión