01 julio, 2015

La literatura se desploma

El periódico El País en su sección de cultura se hace eco del desplome en ventas de la literatura en nuestro país. Por lo visto solo dan una tregua, como ellos lo llaman, los libros de texto y la literatura infantil y juvenil.

Entre las distintas valoraciones que hacen me llama poderosamente la atención estos porcentajes:

"La sorpresa la ha dado el descenso de ventas de obras literarias (representan el 20,4% de la facturación total del mercado), esos títulos comprados para ser leídos por placer, que ha perdido casi una tercera parte de su cuota de mercado (30,5) en cinco años. Este segmento o materia vendió 447 millones de euros, unos 150 millones menos que en 2010. En este periodo de crisis los lectores le han dado la espalda en especial a la literatura de género o best seller: tanto la erótica (bajó sus ventas en el último año un 78,2%), la romántica (34% menos), ciencia ficción y terror (19% menos), policiaca (12,9% menos). Las que menos descendieron fueron las obras clásicas (7,2%) y las contemporáneas (0,4%)."

¿Las causas?
Según este mismo artículo sostienen que la principal es que los lectores, por culpa de la crisis, tenemos otras prioridades. Lógicamente, si una persona tiene que ahorrar y controlar sus gastos, empezará por lo menos necesario: el ocio. 
Otra de las causas dice que es el cambio de soporte; o sea, que hemos pasado de leer en papel a leer en e-book. No digo que no, pero creo que comparando lo que el mercado digital se ha incrementado del 2013 al 2014 (cuatro millones de euros) y el descenso de ventas en el último año (un 78% y un 34%).... no me cuadra.


Por la parte que nos toca... de un tiempo a esta parte, hay mucha gente que se ha aficionado a la literatura erótica/romántica adulta porque las editoriales la han sacado del armario, y vienen a ser como los jugadores casuals de los videojuegos: antes no jugaban y, por moda, decidieron compran el videojuego de turno. Hoy están contigo pero mañana no se acuerdan de ti.

Estamos rodeados de lectores casuals: antes no leían, encuentran un boom que todo el mundo lee, y lo compran. Un lector de estás características rara vez es fiel, lo importante es seguir la moda...

Quizás la solución para algunas editoriales vendría por revisar la línea de lo que publican. No me cansaré de repetir que además de intentar captar lectores nuevos, las editoriales tienen que mantener a sus lectores de siempre. No conviene centrar la estrategia solamente a base de puro marketing, porque al principio claro que les lloverá el dinero, pero luego es muy posible que se queden con el culo al aire....

No quiero terminar esta entrada sin comentar otro asunto que me parece muy importante: series y sagas. Son lo que más prolifera en el mercado editorial en detrimento de los libros autoconclusivos. Razón, más que sustancial, para que la gente se piense mucho si adquiere un libro o no. 

¿El motivo?
Simple: miedo a quedarse a medias. Yo tengo paradas desde hace más de un año una serie de fantasía publicada por La factoría de ideas, dos series juveniles por la editorial Alfaguara, otra juvenil por la editorial Molino.... y de romántica para que hablar... ¡Años! llevamos esperando continuaciones de sagas, y las editoriales dan la callada por respuesta.

¿Podemos seguir confiando en ellas sabiendo que si no venden lo que esperan es más que probable que nos quedemos con más series a medias?

Difícil respuesta....

» Aquí está el artículo completo de El País por si queréis echarle un vistazo: La venta de libros de literatura se desploma en España

3 comentarios :

Loli dijo...

¿Qué puedo decir? ¡Son verdades como templos!

Kari Bravo dijo...

Muy bien dicho!

Anónimo dijo...

No podemos olvidar que las editoriales son empresas y tienen un objetivo por encima de todo: ganar dinero. La crisis la han intentado capear con exitos tipo 50 sombras, pan para hoy hambre para mañana porque han dejado de lado a sus lectores de siempre, mal negocio.

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Nuestras Novelas.
Muchas gracias por darnos a conocer tu opinión