08 junio, 2015

Crítica» Te esperaré, de J. Lynn

TE ESPERARÉ DE J. LYNN
Suma de letras.

Hay cosas que merece la pena esperar 
Cameron Hamilton es un metro noventa de irresistible atractivo completado con un par de imponentes ojos azules y una increíble capacidad para hacer que Avery desee cosas que creía que le habían sido arrebatadas para siempre. Sabe que tendría que mantenerlo lejos, pero Cam parece tropezarse con ella en cada esquina del campus. Con su encanto, sus bromas... y ese maldito hoyuelo que aparece cuando sonríe.
Hay cosas que merece la pena experimentar 
Lo último que esperaba Avery en su nueva vida universitaria era atraer la atención del único chico que puede hacer pedazos el frágil futuro que está intentando construir. Pero ignorar la tensión ardiente que surge entre ellos -y que saca un lado de Avery que ella ni siquiera sabía que existía- es imposible.
Y hay cosas por las que merece la pena luchar
Avery tendrá que enfrentarse a su pasado si quiere olvidar. Pero cuando la verdad salga a la luz ¿podrá seguir contando con Cam?

¡Vale! Que las seguidoras de New Adult no me maten pero es la primera novela que leo de esta autora. Y ya no me refiero solo a que es la primera novela que leo con el pseudónimo de J. Lynn sino que tampoco había leído nada que hubiese firmado con el nombre de Jennifer L. Armentrout. Aunque he de decir que, tras haberme leído ésta, estoy deseando que caiga en mis manos alguna otra que tenga su sello.

Lo único que no termino de comprender (y ya no es solo por esta novela sino por otras muchas más) es por qué deciden escribirla en primera persona, es como si a la historia le faltase algo, el punto de vista de la otra persona o lo que piensa en determinado momento que es de vital importancia para saber qué le motiva o cómo reacciona realmente ante determinado suceso.

Esto me mata, ¿a vosotras no os pasa lo mismo? ¿Soy un bicho raro?

Cuando leo novelas escritas así me da la sensación de que me están escatimando la mitad de la historia y sobre todo tengo esa impresión cuando son novelas como éstas: intensas, con mucho fondo, con muchos sentimientos reprimidos y con secretos que hacen daño, duelen y que sus protagonistas protegen para salvaguardarse ya no de la opinión de los demás sino de su propio dolor.

Sin embargo, no puedo dejar de agregar a esto que si no estuviesen contadas en primera persona el impacto de algunos hechos quizás acabaría siendo un tanto desvaído y sin la intensidad que le aporta el que esté narrado de la manera en la que está. Lo cual me lleva a también a otro asunto: ¿Es debido a ello que la gran mayoría de las veces sus autoras deciden lanzar una «segunda entrega» desde la perspectiva del otro protagonista? ¿No sería más fácil y cómodo tanto para ellas como para nosotras (que muchas veces acabamos tirándonos de los pelos) conocer en el mismo libro los sentimientos de ese segundo protagonista tan vital para la historia?

En Te esperaré hay escenas en las que realmente pides a gritos saber qué pasa por la cabeza de Cam. Obviamente no voy a revelar ninguno de ellos porque son CLAVES para el devenir de la trama pero en uno de ellos, en los que realmente la autora logra sobrecogerte de manera bárbara, hubiera dado cualquier cosa por conocerlos pensamientos que en esos instantes ocupaban la mente de él. Fue en uno de los momentos realmente impactantes que tiene la novela y uno en los que más eché de menos el poder vislumbrar en propia piel la reacción de él.

Estas novelas que nos están llegando al mercado bajo el género (o subgénero) de New Adult son cada vez más numerosas y comienzan a tener su propio espacio en librerías y, empiezo a entender el por qué cada vez somos más las personas que nos enganchamos a ellas tengamos la edad que tengamos: porque son historias con mucho trasfondo donde se nos van desgranando poco a poco los acontecimientos ocurridos con anterioridad. Tan poco a poco que casi te los van regalando con cuenta gotas, llegando a establecer en el lector una suerte de ansiedad irreprimible con la que sus autores juegan de manera magistral.

En Te esperaré ocurre esto que os estoy contando al igual que en alguna que otra novela que he leído últimamente con este corte. Intuyes algo porque sus autores te lo están advirtiendo, pero cuando al final sueltan la bomba incendiaria no dejas de sentir que te gustaría que te hubiera ahorrado ese trago, y el amargo trago de Avery es suficientemente doloroso para que se clave en tu alma, y no puedas evitar querer atravesar las páginas del libro y convertirte en un Batman o un Daredevil.

No obstante, y gracias a Dios, en Te esperaré no solo encuentras momentos desgarradores y duros. Hay momentos también para reflejar la ternura de los dos personajes que te van a acompañar por una travesía que, sin estar exentas de espinas, también está cubierta de tierno y suave algodón.

    Acurrucada de lado en el sofá, tenía una manta cubriéndome el cuerpo, y la cabeza apoyada en el regazo de Cam.
    En su muslo, para ser más exactos.
    Me quedé sin aliento mientras el corazón se me paraba. Sentí un ligero peso en la cadera, parecía una mano; la mano de Cam ¿Estaba dormido? Ay, Dios mío, no tenía ni idea de cómo había llegado a pasar. ¿Había hecho esto mientras dormía y ahora el pobre Cam estaba atrapado y no se podía ir porque yo estaba durmiendo encima de él?

Y otros momentos donde eres consciente de que hay padres que son personas buenas, sencillas, honestas y que protegen a los suyos contra viento y marea y, otros que no merecen lucir junto a su nombre un título tan importante como ése. Ahí lo dejo; porque los padres de ella no merecen ser llamados así. No entiendo cómo puede haber mujeres en esta vida tan desnaturalizadas como la de Avery que anteponen la imagen pública al sufrimiento de su propia hija aunque en esta vida está visto que no nos podemos ya sorprender de nada.
Chicas, un consejo: haceros con un ejemplar de esta novela y rezad porque Suma de Letras publique Trust in me lo más pronto posible así como el resto de la saga porque, os aseguro que la novela merece la pena. Cómo historias tan llanas, curiosas y, a priori, simpáticas se van convirtiendo en verdaderos pozos de amargura y dolor es todo un misterio pero chapó por las autoras que logran pasar de la risa al más puro pellizco en el corazón para finalizar la historia con una sonrisa que va de oreja a oreja cuando cierras el libro porque el camino que te ha señalado al final tiene un sendero cubierto de esperanzas.

Te esperaré ha resultado ser todo un descubrimiento para una persona como yo que llevo a mis espaldas no sé cuántos cientos de libros leídos. El New Adult es un género que poco a poco se empieza a hacer un hueco importante en mis estanterías y doy gracias a editoriales como Suma de Letras, Oz y Plataforma Neo por hacer llegar a mis manos algunos de estos títulos y a mis chicas de Librería Luces que yo no sé quién mantiene al tanto a quién sobre estas novedades.

2 comentarios :

Fernanda Reyes dijo...

Holissssss hay una novela mas pero creo que esta en ingles y es contada por Cam. A mi me emcanto este libro toda su historia saber que le paso a la prota, y que a demas Cam esta buenisimo hahaha y que es tan bella persona. Los otros libros de esta saga estan en ingles y son igual de buenos, el segundo es un poco mas subidito de tono pero nah eso no importa.

Un besooo

Raquel Pérez dijo...

@Fernanda Reyes: Yo estoy deseando leer algo más suyo.
Muchas gracias por comentar :)

Besos

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Nuestras Novelas.
Muchas gracias por darnos a conocer tu opinión