24 enero, 2014

Crítica» Trilogía Sin aliento, de Maya Banks



Gabe, Jace y Ash son tres de los hombres más ricos y poderosos del país. Están acostumbrados a conseguir todo lo que desean. Absolutamente todo.

En el caso de Gabe se traduce en hacer realidad una fantasía concreta con una mujer que era fruta prohibida para él. Ahora ella está lista…
Cuando Gabe Hamilton vio a Mia Crestwell entrar en el salón de baile para su gran debut, supo que iba a ir al infierno por lo que había planeado. Después de todo Mia es la hermana pequeña de su mejor amigo. Salvo que ya no es pequeña.
Y Gabe ha esperado mucho tiempo para actuar de acuerdo con sus deseos.
Gabe ha desempeñado el papel principal en las fantasías de Mia en más de una ocasión desde que era una adolescente enamorada del mejor amigo de su hermano. ¿Y qué si Gabe es catorce años mayor? Mia sabe que está fuera de su alcance, pero la atracción, lejos de disminuir, se ha hecho más fuerte con el tiempo. Ahora es adulta y no hay razón para no cumplir sus deseos más íntimos.
Cuando Gabe la arrastra a su provocativo mundo, ella se da cuenta de que hay muchas cosas que desconoce sobre él o lo rigurosas que pueden ser sus exigencias. Su relación es intensa y obsesiva, pero cuando cruzan la línea de la secreta odisea sexual hacia algo más profundo, su aventura corre el riesgo de ser descubierta… y se vuelve vulnerable a una traición más íntima de lo que esperaban.

En el caso de Jace, es una mujer cuyos encantos lo pillan por sorpresa…
Jace Crestell, Ash McIntyre y Gabe Hamilton han sido amigos y socios de negocios durante todas sus vidas. Ellos son poderosos e irresistiblemente sexys. Además Jace y Ash lo comparten absolutamente todo, incluyendo sus mujeres.
Cuando conocen a Bethany, Jace comienza a sentir cosas que nunca antes había experimentado, enfermo de celos y de una poderosa obsesión que lo traicionan y sobrepasan hasta perder el control.
Jace no quiere compartir a Bethany con nadie. Está obsesionado con ser el único hombre en su vida y está dispuesto incluso a poner en juego su amistad de años con Ash. Bethany será únicamente suya. Incluso si esto significa darle la espalda a su mejor amigo.

Para Ash, ahora se trata de la mujer que cambiará todo lo que el conocía sobre el deseo y la dominación.
Cuando se trata de sexo, Ash McIntyre siempre ha explorado su lado más salvaje. El demanda control y prefiere a aquellas mujeres que les gusta ser controladas, incluida la mujer que comparte con su mejor amigo, Jace.
Pero Jace mantiene una relación con una mujer que no está dispuesto a compartir. Por su parte, Gabe, ha comenzado una relación con una mujer que le da todo lo que desea.
Josie, la nueva pareja de Ash, parece inmune a los encantos de este. Intrigado, Ash comienza a presionarla, con la convicción de que Josie no será quien termine con su relación. Ash nunca imaginó que conocería a la mujer que lo llevaría a rogar por encontrar el límite de sus deseos.

Por más que digo que no voy a caer en otra trilogía…. Siempre termino pecando.
Esta vez me toca seguir con el boom de la erótica por lo que tenéis que dar por hecho que las escenas de sexo serán muy gráficas. Está claro que de un tiempo a esta parte se publica mucho de este tema y particularmente cuando cae algo en mis manos, siempre espero que la autora escriba algo nuevo o diferente, que haga que su libro o serie destaque sobre las demás.
Los personajes de esta serie son sin duda interesantes, cada hombre es dominante dentro y fuera de la habitación, y una vez que ven lo que quieren, lo perseverarán y no se darán por vencidos hasta que lo consigan. Además, sus parejas comparten la pasión, los sentimientos protectores y la lealtad.

Éxtasis. Nos vamos a encontrar al millonario atractivo con pasado turbulento enamorado en secreto de la hermana pequeña de su mejor amigo. Tiene gustos extremos e insiste en firmar contratos con todas sus amantes con el fin de protegerse a sí mismo.
Gabe es un hombre frío durante la primera mitad del libro. Es exigente, cerrado emocionalmente y tiene el poder de acojonar a cualquiera con una sola mirada, pero no puede controlarse cuando se trata de Mia. Siente cosas por ella que nunca ha sentido y eso le asusta. Sus planes de tener una relación sexual de corto plazo con ella se van al traste cuando su amor y confianza lo desarman, poniendo su mundo del revés. Además en un intento de evitar esos sentimientos cometerá errores... uno muy grande y especialmente doloroso.
A medida que transcurre la trama se vuelve más protector con ella y hará cualquier cosa para tenerla, incluyendo poner en riesgo su negocio y la amistad con Jace, su mejor amigo, que también es el hermano de Mia.
Tomará algunas decisiones difíciles cuando todo se empiece a desmoronar a su alrededor, y siendo como es 14 años mayor, y que debería ser el más maduro de los dos, es a menudo sorprendido por la sabiduría de Mia.
Ella me gustó mucho, porque a pesar de haber sido mimada durante la mayor parte de su vida por su hermano, tiene los pies en la tierra, y trabaja en algo que no es lo suyo hasta decidir qué es lo que realmente quiere hacer. Si bien puede ser algo ingenua, siempre ha sentido algo más por Gabe, y cuando por fin tiene la oportunidad de estar con él, la toma y lo acepta sin dudar. Aunque Gabe y Mia son un poco diferentes, se conocen desde hace años y la atracción ha tenido mucho tiempo para intensificarse. Los papeles de dominante y sumisa son la parte central y principal punto de la trama. El sexo es intento y abundante en todo el libro, y su relación de tan intensa roza la obsesión.

Fervor. Le toca el turno a Jace que es definitivamente un macho alfa, y Bethany que es, al pie de la letra, una sumisa total. Si estáis buscando una heroína fuerte, no está aquí. Esta historia es más sobre una relación que la comunidad BDSM llama un intercambio de poder total, aunque en versión edulcorada, pero creo que es lo que la autora trata de transmitir. Básicamente Jace quiere controlar todos los aspectos de la vida de Bethany, incluyendo lo que hace y cuando lo hace, y ella le da ese poder de buena gana.
Como era de esperar, los dos tienen mucha química, y el sexo entre ellos no decepcionará, eso no quiere decir que no contemos con momentos muy tiernos, sobre todo porque la historia se desarrolla en periodo navideño. A pesar de que la conexión entre los protagonistas traspasa las páginas del libro, en ocasiones las inseguridades de Bethany me sacaban de quicio. Está claro que es una persona que ha sufrido mucho y por eso, a veces, no me cuadraban sus acciones (como el dejarse atar literalmente). Porque para alguien que no tiene hogar, que debe tener una piel dura y no confiar de buenas a primeras en la gente, se somete por completo a Jace. Es comprensible, por supuesto, pero no concuerda lo que siente con lo que hace, o más bien se deja hacer…. Aún así es una chica muy dulce y generosa (uno de los mejores momentos del libro es la noche de las chicas, porque es la primera vez que podemos verla ser ella misma), pero no confundamos generosidad con debilidad, porque pone a Jace en su lugar cuando tiene que hacerlo. Como cuando tienen un diálogo crudo y honesto sobre la realidad de la vida, y la visión de Bethany nos enseña dos mundos: el suyo y el de Jace…. y que pueden colisionar.
Ahora él está empezando a entender lo que Gabe pasó con su hermana. Por fin descubre que tener a alguien en su vida de manera permanente es justo lo que necesita. Eso de que sintiera la conexión con Bethany desde la primera vez que la vio, demuestra que la gente todavía cree en el amor a primera vista….

Frenesí. Esta es la historia de cómo Josie aprende a confiar y Ash aprende a amar. Después de ver a sus dos mejores amigos hallar el amor, Ash se encuentra de repente que tiene que volar solo. Él es tan dominante, controlador y protector como Gabe y Jace, pero tiene una mayor sensibilidad debido a sus antecedentes familiares, y el hecho de que ellos tengan pareja le hace ver que él también quiere encontrar una chica con quien poder compartir todo, y a la que proteger, aunque eso no le libre de cometer algún error que otro, eso sí, nada que sea intencionado.
Josie es un espíritu libre, una mujer que se abre paso con su arte y que siempre ha cuidado de sí misma, pero todavía no ha encontrado a ese hombre que la entienda, que vea su talento y que crea en ella.
De los tres libros este es el que menos cantidad de escenas de sexo tiene, en su lugar, está la mezcla perfecta de escenas tórridas y argumento. En cierto modo me recordó a Fervor, cosa que tiene sentido ya que Ash y Jace compartían una de las partes más íntimas de la vida, y para que esto sucediera, debían tener gustos similares y actuarían de forma similar con las mujeres. Hay instantes de diversión, otros intensos cargados de erotismo y alguna escena desgarradora… Me sorprendió en un momento de la historia su inflexibilidad con el fin de proteger a las personas que ama, este chico tiene un lado oscuro que ha mantenido oculto.
El único aspecto negativo (por llamarlo de alguna manera) es que han quedado algunas preguntas sin respuesta sobre la familia de Ash. ¡Qué válgame el cielo! Hay que darles de comer aparte. Además se introduce una nueva pareja que creo que necesitan su libro propio, igual estoy metiendo la pata en esto, pero la verdad es que no me he puesto a investigar si lo tienen o no antes de hacer esta crítica conjunta.


Como colofón final, Maya Banks realiza un gran trabajo atando los argumentos de los tres volúmenes en una buena subtrama sobre la parte final de Frenesí. Un giro importante que aumenta la tensión y donde veremos que los actos de Gabe pueden afectar a la vida de los seis. Personalmente, es una de las trilogías eróticas que más me han gustado, porque contiene ese algo más que la diferencia de las demás. Si os gusta el estilo de la autora, o todavía no habéis leído nada de ella, y os apetece descubrir a la vez la romántica erótica, esta trilogía es una buena manera de empezar.

9 comentarios :

Cecilia Salazar Rodriguez dijo...

habrá q leerlo

Alejandra Grey Cali dijo...

esta bueno tu punto de vista..........me dieron ganas de leer..........si tenes el tercer libro me lo envias por fa alexcali968@gmail.com

Raquel Pérez dijo...

@Alejandra: yo los tengo en papel, pero puedes comprarlo a través de Amazon.es por ejemplo.

Un saludo
Raquel

Natalie Cuzcano dijo...

a mi me gustaron las historias, hubiera querido que haya una cuarta parte....buuu

Anónimo dijo...

¿cuántas páginas son cada libro?

Raquel Pérez dijo...

@Anónimo: dependiendo si los vas a comprar en edición grande o tamaño bolsillo: entre 400 y 420 aproximadamente.
Saludos.

Anónimo dijo...

Leí la trilogía y concuerdo totalmente contigo. Me quedó un sabor a puntos suspensivos al final de la tercera novela. Me quedé con ganas de saber cómo la hermana de Ash, Betty, lograba consolidar su relación, ya que él pintaba ser tan dominante y hombre alfa como los otros tres protagonistas.
Por otro lado, me parece que a la historia le pudo haber quedado bien que aparecieran algunos de los bebes tan sonados en cada novela.

albérico josé muñiz gonzalez dijo...

Quién plagió a quién ? Maya Banks a E.L.James o al revés ? El enfoque es mas puro en " 50 smbras de Gray ". En la trilogía Sin aliento es mas romanticón tipo culebrón. Por lo menos así me pareció a mí. Habiendo tanta cosa genial para leer pienso.que ambas trilogías son obviables

María José Bravo Vargas dijo...

A mi me encanto la trilogía, pero creo que debería de existir otro libro ❤ No tuve suficiente de Gabe Jace y Ash😍
O otro libro donde esté la historia de Britt.

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Nuestras Novelas.
Muchas gracias por darnos a conocer tu opinión