06 noviembre, 2013

Crítica» Siete razones para no enamorarse, de José De la Rosa

SIETE RAZONES PARA NO ENAMORARSE DE JOSÉ DE LA ROSA
Harlequin.Colección HQÑ

Elisa debe presentar un artículo novedoso para el número de febrero de la revista en la que trabaja o la pondrán de patitas en la calle, pero su mente está en blanco. Por casualidad ve en la sección de obituarios del periódico una esquela donde algún gracioso que dice haber sido maltratado por las mujeres, se da el pésame a sí mismo y a su corazón y se promete no enamorarse nunca más. Casi sin pensarlo propone a su jefa buscar a quien ha publicado la esquela y hacerle una entrevista. El problema es que Javier (el autor) no está muy dispuesto a cooperar y solo acepta escucharla cuando ella le asegura que serán únicamente siete preguntas. Él accede a cambio de que por cada pregunta Elisa cumpla un deseo suyo. Cualquier deseo. Siete preguntas, siete deseos. Así comenzará a materializarse la venganza de Javier hacia la mujer que le ha hecho daño, aunque focalizada en la persona de Elisa… hasta que ella se da cuenta de que se está enamorando perdidamente, a pesar de tener siete grandes razones para no hacerlo.

In memoriam de un corazón devastado” ¿Qué hombre puede poner una cosa similar en un periódico? Está claro que alguien decepcionado con el género femenino y que aun sigue dolido.
Javier… es el hombre que sigue dolido. Nuestro chico es un solitario con un pasado afectivo que ha dejado atrás aunque todavía no quiere exponerse a heridas sentimentales que le vuelvan la existencia del revés. Y esto es lo que ocurre cuando nuestra chica aparece en escena… Desde el primer momento ve en Elisa algo especial que lo cautiva, y es en ese preciso instante donde su historia da comienzo y donde empezaremos a conocer retazos de sus pasados, sus traumas, y sus anhelos.

Elisa… es inteligente, guapa y desenvuelta, tanto que se presenta de buenas a primeras en la puerta de nuestro chico ermitaño dispuesta a que este le explique el motivo de ese anuncio tan deprimente. Y es el misterio que la rodea lo que hace que Javier le proponga el desafío: siete días, siete preguntas, siete deseos concedidos.

Ambos protagonistas están muy bien perfilados y es fácil empatizar con ellos desde el principio. A medida que ella hace las preguntas vamos conociendo partes de la vida de él, pero también nos descubren coincidencias inesperadas con ella. Las vidas de ambos en algunos aspectos coinciden y ahora se están entremezclando. El amor, el azar o el destino (elegir el que más os guste), decide darles otra oportunidad demostrando que tienen muchas más de siete razones para sí enamorarse.

Sobre los secundarios voy a destacar a dos: Ana, amiga de Elisa que es un encanto y espero que tenga su historia…. (Y no digo na...). Y Martina, la jefa de Elisa, que me recordó muchísimo al personaje de Meryl Streep en El diablo viste de Prada… mala malosa como ella sola. Yo no soy mucho de comprar revistas para mujeres, pero las veces que lo he hecho me he imaginado el mismo ambiente de trabajo que el autor ha plasmado aquí… las puñaladas traperas deben de volar a sus anchas en estas oficinas, seguro.

Narrada con buen pulso, José de la Rosa nos cuenta una historia sencilla que transcurre en apenas 200 páginas…. Lo que me lleva a pensar que si hubiera tenido otras doscientas más a mi no me hubiera importado lo más mínimo, puesto que me atrapó a la vez que Elisa leyó ese anuncio, y fue la culpable que de que al día siguiente tuviera que tomarme dos cafés en lugar de uno para despertarme en condiciones después de haberla leído del tirón antes de dormirme.
Me ha encantado leer esta historia que nos recuerda que como todo en la vida no es bueno generalizar, que no todas las personas son iguales y que no se debe hacer pagar a unos los platos que otros rompieron. Que aunque todos necesitemos un tiempo de duelo para cerrar las heridas, no podemos (o más bien no debemos) encerrarnos en nosotros mismos y aislarnos de las personas por miedo a que vuelvan a hacernos daño, y que el corazón en su sabiduría terminará dejando pasar a esa persona que intentará hacer de nuestra vida, una vida más feliz. Porque no debemos olvidar que nunca se encuentra el amor, el amor te encuentra a ti…

2 comentarios :

Lydia Leyte dijo...

Gracias por la recomendación. Quiero y admiro a José de La Rosa, como amigo y como maestro. Tengo la novela a la espera.

JM Ga dijo...

Gracias, Lydia. Sabes que es mutuo. Muuuua

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Nuestras Novelas.
Muchas gracias por darnos a conocer tu opinión