29 agosto, 2013

Crítica» Un lugar para Conor, de Laura Lee Guhrke


UN LUGAR PARA CONOR DE LAURA LEE GUHRKE
Booket. La Romántica.

Tras ver morir a toda su familia en Irlanda, Conor Branigan juró que nunca volvería a amar a nadie. Emigra a los Estados Unidos donde sobrevive jluchando en combates de boxeo por los pueblos. Pero cuando la hermosa y valiente Olivia Maitland lo recoge tras una paliza especialmente fuerte y lo lleva a su casa, Conor se dará cuenta de que no es la única persona en el mundo que ha sufrido y que merece la pena seguir luchando por un gran amor.


Este libro no trata solamente una historia de amor, también es la historia de un hombre que consigue aceptar su pasado y aprender a mirar más allá. Además, la novela transcurre entre dos grandes tragedias historicas: la rebelion irlandesa del 1840 y la guerra civil americana en 1860. Conor es irlandés y sufre profundamente el trauma de ese conficto. Olivia, sin embargo, es post guerra civil, dónde la vida y la maldad acentuan el trauma de la guerra en si. 

Conor se encuentra en América haciendo un circuito de boxeo tratando de olvidar sus pesadillas, mientras que Olivia ha adoptado a las tres hijas de sus mejores amigos que se han quedado huérfanas y está tratando de salvar su plantación, sin dinero y sin ninguna ayuda. Él gana una pelea que debía perder y es golpeado y abandonado en medio de la carretera a punto de morir. Ella lo encuentra y lo lleva a su plantación para curarlo en contra de sus deseos, ya que no quiere hacer frente a sus pesadillas, juramentos y a su alma atormentada. Dos personas que no podían ser más distintas, y que el destino, que en ocasiones es de lo más sabio, une para que se ayuden mutuamente y descubran que están hechos el uno para el otro. Este libro trata de lo especial que hay en las personas que les hace levantarse y seguir intentándolo cuando la vida es insoportable. Y acerca de como dos personas muy diferentes pueden ayudarse unas a otras a sanar. Es la evolución del odio y la miseria para encontrar la esperanza, el amor y la paz. Además contamos con los personajes secundarios de las tres niñas que son adorables, y añaden tanto a la historia como los principales; con esa increíble visión que sólo puede hacerse a través de los ojos de los niños.

Sin dudarlo, para mí, estamos ante una de las mejores novelas de Laura Lee Guhrke. Por lo que si todavía no la habéis leído y tenéis la oportunidad de encontrarla por algún sitio, estoy segura de que no os defraudará.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Nuestras Novelas.
Muchas gracias por darnos a conocer tu opinión