24 julio, 2013

Crítica» Julia, de Karen Robards

JULIA DE KAREN ROBARDS
Esencia Romántica Histórica.

La ladronzuela Jewel Combs ha aprendido a sobrevivir en las calles de Londres y sabe que está condenada a la prostitución y a la deshonra. Pero el destino es caprichoso y quiere que su última víctima sea un caballero herido de muerte, quien, antes de fallecer, le propone matrimonio con el fin de burlarse de su familia.

A Sebastian, conde de Moorland, no le hace ninguna gracia que la descarada viuda haya ido a reclamar la herencia de su primo. Sin embargo, la joven le brinda una oportunidad para reírse de la alta sociedad.
Pero con lo que no contaba el conde es con que Jewel acabara convirtiéndose en Julia Stratham, una dama encantadora cuyas dotes de ladrona le robarán el corazón.

Este libro es un gran ejemplo de un romance histórico clásico. Karen Robards lo escribió a mediados de los años ochenta y se puede ver cómo han cambiado las historias desde entonces. Es posible que la gente que haya llegado a la novela romántica adulta hace poco tiempo no comulgue con alguna de las aptitudes de los protagonistas de este tipo de libros, pero las que ya llevamos muchísimos años en esto, volver a tener en las manos una historia así nos trae muy buenos recuerdos. 

En este caso volvemos al eterno mito griego de Pigmalión que tan buenas historias ha inspirado ya sea en literatura como en el cine. Sin lugar a dudas el punto fuerte de esta historia es la relación entre Julia y Sebastian, que es lo que realmente hace brillar al libro, puesto que los secundarios tienen poco protagonismo salvando en la última parte de la historia.

Jewel/Julia es decidida, valiente e inteligente, y a medida que la vamos conociendo más a fondo también vemos que es amable y divertida. Se niega en todo momento a ser derrotada, y su orgullo es el que le brinda sus triunfos.
Sebastian en cambio se nos muestra como un ser frío y cínico, que a pesar de tener todo lo que quiere en la vida, se encuentra sólo. No sabe cómo amar y no confía en las emociones.... Y Julia cambia todo eso con su amor.
Cada vez que nuestros dos protagonistas están juntos las chispas saltan, la lucha de ingenio, el control y la pasión se palpa en el ambiente. Es verdad que puede parecernos que Sebastian es demasiado duro y cruel con Julia, pero por ello me remito a lo dicho al principio de esta reseña, hay que darse cuenta de la época en la que está escrita esta historia y de que se llevaban otros modelos de novela romántica, algo diferentes a las de los últimos años. De todas maneras el comportamiento de Sebastian con Julia no es en extremo desagradable en ningún momento, más bien frío e insensible, porque no sabe cómo hacer frente a los sentimientos que ella le inspira. Y a pesar de todo esto, Julia está decidida a luchar por su amor, romper su control y llegar al hombre que se esconde detrás de la máscara.
Hubo dos cosas que me encantaron de esta historia; la primera es que Julia aún amando a Sebastian no se inclina ante él. A pesar de venir de mundos tan diferentes nunca piensa en sí misma como un ser inferior, y eso es de una determinación asombrosa. Y la segunda, es la angustia de Sebastian cuando temía que podía perder a Julia para siempre (personalmente yo lo hubiera hecho sufrir un poquito más), es en esos momentos cuando nos damos cuenta de la profundidad de sus sentimientos y de su desesperada necesidad de tener a alguien que lo ame totalmente.
Por ponerle un pero al libro sería el final, que a mi parecer ocurre demasiado rápido. Me hubiera gustado que los conflictos y el misterio tuvieran un desarrollo más amplio, lo que hubiera dotado a la historia de una mayor profundidad.

Pero aún así, si os apetece recordar la clase de historias con las que empezamos a leer romántica hace años o si queréis descubrir a una de las grandes escritoras del género como es Karen Robards (hoy en día más conocida por sus libros de suspense que por los históricos), os recomiendo este libro sin dudarlo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Nuestras Novelas.
Muchas gracias por darnos a conocer tu opinión