26 junio, 2013

Crítica» Atada a ti, de Sylvia Day

ATADA A TI DE SYLVIA DAY
Espasa Calpe. Narrativa erótica.
Crossfire III

Desde el momento en que conocí a Gideon Cross, me di cuenta de que era algo que yo necesitaba. Algo a lo que no me podía resistir. También vi su alma peligrosa y dañada en su interior, tanto como la mía. Me sentí atraída por él. Lo necesitaba con tanta seguridad como que necesitaba mi corazón latiera.
Nadie sabe lo mucho que arriesgó por mí. Cuánto habíamos sufrido, o simplemente la oscura y desesperada sombra en que se convertirían nuestros pasados.
Entrelazados por nuestros secretos, tratamos de desafiar las probabilidades. Hicimos nuestras propias reglas y nos entregamos por completo al exquisito poder de posesión ...

El final de Reflejada en ti nos dejó bastante sorprendidas, al menos a mí, y en Atada a ti veremos a los protagonistas lidiar con las consecuencias de los actos cometidos, y nos daremos cuenta que el amor y las emociones a veces son incapaces de primar sobre la culpabilidad y la incertidumbre.

En este libro hay mucho más tiempo a solas entre Gideon y Eva, y conoceremos el lado más íntimo de su relación que sigue siendo muy física y co-dependiente. Rara vez hay un momento en el que no se toquen y esto seguramente molestará a más de una. Tengo que decir que a mí no lo hizo, pero si es verdad que hay bastantes escenas sexuales, sobre todo si pensamos que esas páginas podrían haber sido utilizadas para explicarnos algo más contundente de historia, y eso que muchas de las preguntas del segundo libro han sido respondidas (el motivo de la conducta de Gideon en el libro anterior por poneros un ejemplo), pero se ve que Sylvia Day ha realizado esta historia para crear la suficiente complicidad y confianza entre ambos como para sobrellevar lo que se les puede venir encima en los próximos libros. 

Luego en la segunda mitad de la historia empiezan a cobrar más protagonismo alguno de los personajes secundarios: Cary y su triángulo amoroso, que a mi parecer le va a dar más problemas que alegrías, los padres de Eva que nos salen por peteneras, otras cosas que por supuesto no os voy a desvelar, y Corinne que es como los jueves, siempre jodiendo (con perdón). Admito que todo esto que incluye Sylvia Day me pareció en un primer momento irrelevante, sobre todo teniendo en cuenta que era una trilogía y se suponía que el tercer libro era para atar los cabos pendientes de los dos anteriores. Después pensándolo fríamente, está claro que la autora los añadió con la intención de ampliarlos y resolverlos en los libros cuatro y cinco. 

Mi único problema con esta historia es que de repente el libro se detiene. El final es de lo más brusco, como si alguien en plena conversación se detuviera en mitad de una frase, se levantara y se fuera dejándote sin explicación alguna y con cara de gilipollas...

Para ser completamente honesta, no me pareció el mejor de los tres ni mucho menos (va a ser difícil superar Reflejada en ti), pero es claramente el libro de relleno que la autora necesita, y una parte de mí se alegra de que haya dos libros más sobre Eva y Gideon, pero otra estaba lista para dejarlos marchar….. A pesar de ser un libro puente, complementa lo indispensable a la historia central por lo que hay que leerlo si o si, esto no significa que no posea el estilo y la fuerza de las dos historias anteriores, que siguen estando ahí, por lo que continúo confiando en que la autora sabrá llevar a buen puerto a estos personajes.

Leer crítica de No te escondo nada aquí.
Leer crítica de Reflejada en ti aquí.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Nuestras Novelas.
Muchas gracias por darnos a conocer tu opinión