25 junio, 2012

Crítica» Toda la vida de Romana Petri

TODA LA VIDA DE ROMANA PETRI
Destino. Áncora & Delfin. Novedad.

Un amor inoxidable, más fuerte que el tiempo. Esta es la historia de Alcina y Spaltero a lo largo de tres décadas, el relato de dos seres que se aman apasionadamente a lo largo de sus vidas a pesar del tiempo y la distancia. Aunque, por encima de todo esto, esta es la historia de Alcina, una mujer que “dondequiera que estuviera, siempre estaba lejos, como obligada al sacrificio de una ausencia involuntaria”, una mujer que persigue sus fascinaciones. Tras dos años de silencio y una carta que renueva una promesa de amor, Alcina, una mujer solitaria y fiel al recuerdo de sus muertos, decide que el beso de Spaltero no puede olvidarse. Ha visto morir a su hermano en la resistencia partisana, fusilado siendo apenas un adolescente por fascistas de última hora, lo ha perdido todo en una guerra sin sentido, pero la promesa de Spaltero de casarse con ella y comenzar una nueva vida en Argentina le da fuerzas para dejarlo todo atrás. Y hará bien: su nueva vida tiene el sabor de la felicidad, de la simplicidad. Un nuevo país, un hombre que la ama desde que era niño, una hija en común. Por desgracia, el tiempo de los sentimientos se ve bruscamente invadido por el tiempo de la Historia, de la violencia y la tortura de la guerra sucia de la dictadura argentina, y, como si un destino funesto la acechara, Alcina verá peligrar de nuevo, muchos años después de su primera lucha, la seguridad de todo aquello que ama.

Toda la vida es una novela de amor, de un amor que no se rinde con el paso del tiempo. Es esencialmente la historia entre Alcina y Spaltero, que transcurre entre Umbria y Argentina. Su amor se entreteje con la historia de Argentina en los años 70, los efectos devastadores de la dictadura, las Madres de la Plaza de Mayo con sus pañuelos blancos, los secuestros a plena luz del día, la injusticia, y la violencia (inútil como siempre), perpetrada por puro sadismo.
Alcina es una mujer sencilla, valiente, tenaz y sensible, pero anclada en el pasado. Una mujer que la guerra italiana ha dejado a solas con sus fantasmas, pero que lucha por una vida mejor, aunque sea en la otra punta del mundo.
Spaltero es fuerte, joven y optimista. Un hombre de verdad lleno de virtudes que toda mujer sueña. Un hombre de palabra, constante y fiable, apasionado y soñador, que no dejará escapar a Alcina y que peleará por su amor a pesar de la diferencia de edad que los separa.
La hija en común, Buena, que vivirá en su piel los años oscuros de la dictadura militar, es rebelde y llena de ideales de justicia y de paz. Su relación con Javier pese a su dureza nos calará muy hondo.
De todos los demás personajes me quedo con Toni, primo de Spaltero, un hombre muy bueno que siempre está en busca de la felicidad que se le escapa entre los dedos, y que encuentra en Alcina y Buena esa familia que nunca tuvo.
Con una escritura intensa y poética, estamos ante un gran libro de una autora que nunca había caído en mis manos hasta ahora, y que en ocasiones me recordó mucho en su estilo a la gran Isabel Allende. Y en el que alternaremos emociones fuertes, dolor, sonrisas, y alguna que otra lágrima.
Romana Petri nos presenta una gran historia de amor, de nostalgia por las personas que aman, del dolor por la pérdida de los seres queridos. En definitiva, del amor profundo y sincero, que puede hacer posible lo imposible.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Nuestras Novelas.
Muchas gracias por darnos a conocer tu opinión