21 noviembre, 2010

Crítica» Reina de diamantes de Barbara Metzger

REINA DE DIAMANTES DE BARBARA METZGER
La Factoría de Ideas. Colección Pandora.
La casa de las cartas 3

En kilómetros a la redonda no existe un alma que no haya oído hablar de la historia de la desaparecida lady Charlotte Endicott y la atractiva recompensa que acarreará su regreso sana y salva. Decenas de impostoras rubias y de ojos azules que afirman ser la muchacha han probado suerte en el casino de Jack Endicott, solo para ser rechazadas…
Queenie Dennis, un diamante en bruto, podría ser la famosa Lottie. Y el destino da un giro cuando regresa al bullicio del beau monde y asume la identidad de una modista recién llegada de Francia. Queenie enseguida se convierte en la comidilla de la alta sociedad y llama la atención del atractivo lord Harking, que ha llegado a Londres en busca de unas reliquias familiares robadas..

Barbara Metzger ha conseguido crear un historia de cuento, me enganche desde la primera página y hasta que no lo termine no pare. Lleno de maravillosos personajes, con acción, drama y amor; la mayoría de sus trabajos son divertidos y ligeros con un estilo que deleita a sus fans y constituye la base de su reputación como escritora, pero Reina de diamantes revela una profundidad y complejidad no visto en la mayoría de sus otros libros, aunque esto no quiere decir que las marcas de Metzger no estén presentes.
Quennie es un modelo a seguir, fuerte e independiente, haciendo lo que tiene que hacer para sobrevivir en una época en la que las mujeres lo teníamos muy difícil. Es un personaje real con reacciones plausibles; sus acciones tienen sentido.
Y que puedo decir de Harry, que se enamora de Quennie sin saber donde se está metiendo. Nuestro héroe que era un tranquilo hombre de campo algo estirado, se nos descubre como el caballero de brillante armadura que hará cualquier cosa por protegerla y al que todas querríamos tener a nuestro lado.
De los todos los secundarios destacar a Hellen, la mejor amiga de Quennie, que es muy divertida, tiene una personalidad muy definida y ayuda a poner el toque cómico a la historia.
No puedo olvidarme del caniche que es tan entrañable y divertido como el niño que extraoficialmente nuestra heroína toma bajo su ala, un niño que había sido un ladronzuelo peor que resulta serle de lo más leal.
Para mi Barbara Metzger es una de las mejores autoras de romances de regencia y este libro que cierra la trilogía de La casa de las cartas es buena prueba de ello.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Nuestras Novelas.
Muchas gracias por darnos a conocer tu opinión