21 noviembre, 2010

Crítica» La novia cautiva de Johanna Lindsey

LA NOVIA CAUTIVA DE JOHANNA LINDSEY
ZETA Bolsillo. Romántica. Reedición


Las estrellas brillan en la noche del desierto, todo es perfecto para el amor… Sin embargo, el terror acecha a Christina Wakefield. Para huir de las garras del temible Philip Caxton, había insistido –en un acto caprichoso y temerario– en acompañar a su hermano John desde Londres hasta El Cairo.
Ahora es prisionera de un desconocido, Abu, que la ha raptado llevándola a galope tendido sobre su veloz caballo hasta un campamento escondido....

Una novela irresistible de la aclamada creadora de la saga Malory.


La novia cautiva fue uno de los primeros libros de Johanna Lindsey que leí y fue un gran descubrimiento en unos años en los que no se publicaba tanta novela romántica como ahora.
Lindsey nos transporta desde Inglaterra a Egipto y llena de vida ambos países. Me encanta su estilo de escribir siempre con una gran trama, en este caso con secuestro incluido y como guinda una lucha del odio al amor.
Siempre me han gustado los personajes masculinos fuertes y Philip es definitivamente un hombre fuerte pero con un corazón blando. ¿Qué sus formas no fueron las adecuadas? Vale, pero estaba acostumbrado a salirse siempre con la suya, nunca se había encontrado con una mujer que fuera inmune a sus encantos…supuestamente y eso le descoloca tanto que lo único que puede hacer es llevársela a su terreno donde sabe que puede conquistarla con mucha más libertad y hacer que le ame.
Christina no es una damisela en apuros, no nos engañemos, tiene su carácter y en más de una ocasión Philip lo ve. El inconveniente es que a veces es de boquilla, está clarísimo que desde un primer momento le atrae y le desea pero a su vez no quiere darle el gusto de que él lo sepa y como las maneras que tiene Philip de demostrárselo no son de su agrado, es cuando empiezan los problemas. Además recordemos que entre ellos hay una diferencia de edad de quince años y Christina se comporta en ocasiones como lo que es, una niña de dieciocho años que ha estado muy protegida.
Personalmente no puedo obviar que lo del secuestro sea un tanto bizarro pero lo que no estoy dispuesta a pasar es que haya gente que diga que hay una violación y una paliza. De eso nada, la paliza se remite a tres azotes que a Christina le duelen más en su ego que en su cuerpo y la violación es una seducción en toda regla…..si hasta Philip le pregunta en un momento dado si quiere que pare y ella por supuesto le dice que no se detenga.
Tenemos que darnos cuenta que si se escribe sobre otras culturas donde las mujeres no somos tratadas como iguales a los hombres, no se puede soslayar el hecho, hay que tener en cuenta que la historia tiene lugar en un país donde los hombres son dominantes y las mujeres somos tratadas como si no tuvieramos pensamientos propios.
Philip puede parecer un poco duro e insensible a veces, pero recordemos que es parte de esa cultura diferente con tradiciones que utiliza a su favor. Creo que su comportamiento nos ayuda a entender que tipo de persona era y nos permite apreciar su transformación mientras que la historia avanza. Cosa que también le ocurre a Christina, puesto que va madurando hasta convertirse en toda una mujer. Desde el principio ambos protagonistas tienen una conexión entre sí y el amor florece desde el primer encuentro.
No dejéis pasar la oportunidad de leer esta novela ahora que es reeditada por Zeta Bolsillo porque no os va a decepcionar y si encima tenéis en cuenta el contexto de los tiempos en que fue escrita, pasara a formar parte de vuestras novelas favoritas sin dudarlo.

8 comentarios :

Lily dijo...

¿Tres azotes de nada?
Díceselo a una mujer que está en el hospital después de ser apaleada por su pareja. O mejor, dale de leer este libro. A ver lo que dice de "esos tres azotes de nada". Y sobre la violación cuando una mujer dice no es no. Y punto.

Raquel dijo...

No mezclemos Lily, por favor, acepto tu punto de vista pero es que parece que hemos leido dos libros diferentes. En primer lugar son tres azotes. Tres. Simplemente. No le vuelve a poner la mano encima nunca más, no hagamos parecer eso a una paliza.
Y sobre lo de la violación voy a citar unas partes textuales del libro:
"Christina sintió un oleada de fuego cuando Philips la acarició delicadamente entre los muslos. Cubrió la boca de la muchacha con la suya y ella comenzó a gemir suavemente. Ahora no deseaba que él se interrumpiese. Quería conocer en qué terminaba esa extraña sensación que experimentaba en lo más hondo de su ser"
"Su mente pedía que él se detuviese, pero su cuerpo exigía que continuara. Entonces Christina comprendió que Philip tenía razón. Ella odiaba a aquel cuerpo que la traicionaba, pero deseaba al hombre".
Cuando hay una violación no se sienten oleadas de fuego ni se gime suavemente ni se desea que no pare ni se desea al hombre y mucho menos se dice jadeante "No te detengas".
Violación es que lo ocurre por poner varios ejemplos en "La gitana" de Shirlee Busbee, en "Seductora inocencia" de Galey Foley o más recientemente en "Corrientes ocultas" de Christine Feehan, donde por cierto sí que hay maltrato.

Marisa dijo...

Yo tampoco creo que sea para tanto, no podemos comparar unos azotes con una paliza, no seamos demagogas. Si no me equivoco creo que es James el protagonista de Amable y Tirano el que también le da a George unos azotes y nadie se tira a la yugular en ese libro.

Anónimo dijo...

Siempre me llamaron la atención estos tipos de novelas, que tienen mucho machismo y violencia, la verdad no se porque, aunque en la vida real LO ODIO, pero volviendo al punto, esta novela no me convenció para mí, fue patética, es decir, siempre vi criticas que decían "la novela tiene violencia, es muy fuerte, no debería existir escrituras así bla bla..." hasta que me decidí leerla, al principio estaba muy entusiasmada y luego me empezó a aburrir, no se tal vez le falto detalles, coherencia etc.. le faltaron varias cosas por la cual no termine la lectura ya que me aburrió completamente, fue una gran decepción pues estaba entusiasmada por leerla y ver si esas criticas eran ciertas. No lo fueron, la novela no me pareció "fuerte" ni nada de eso. De todos modos aclaro es mi punto de vista, tal vez a algunos le haya "convencido" pero en mi caso, no me gusto para nada.

Anónimo dijo...

Esta COSA la odio.
Me importa un soberano pepino si fue UN azote, o medio azote, o un cuarto de azote. Todo lo que pienso del protagonista, es "cerdo abusivo". Yo JAMÁS me enamoraría de un tipo que me azota "porque me lo merezco". Ahora, te concedo que ella lo haga, pero seguro es por un síndrome de Estocolmo, y no por más, ¿amar a un tipo que te quita TODO?, que bonito. Y aparte, seguro es harto tonta, después de todo, ¿qué les depara en el futuro? ¿Unos azotes cuando la chica se porte mal? Bueno ¿qué es el tipo?, ¿el padre o su supuesta pareja? Ah, cierto, es su carcelero.
Este libro es horrible, no lo terminé de leer porque... fue demasiado. Ella piensa igual que una víctima de abusos, que "se merece las palizas". Y más encima, odio esta cultura machista y que una mujer lo lea o esté a favor diciendo que "no es tanto", me ofende, y me asquea. Como si la violencia física fuera menos dañina que la psicológica: si no le dolieron los azotes físicamente, te aseguro que le dejó la mente dañada.
Lamento haber explotado, pero simplemente no soporto estos temas. Ni en el grado más mínimo.

Pilitas dijo...

Pues hay que tener en cuenta que estan narrando sobre culturas, un choque entre ellas, la gente es tan obtusa, a mi no me gusta la violencia pero hay violencia en la vida real, y lo que pone la autora es pura realidad en otra parte del mundo. Y bueno este fue mi primer libro romantico que lei y me encanto!!!! De alli que compre unos cuantos mas de la autora. Y otros los lei buscandolos en la red. Me parecio muy interesante las culturas, una inglesa y otra arabe. Ya les dire a las que comentaron que no les parece la violencia que no lean nada sobre ella, y si les parecio esta por lo terrible y violenta entonces mejor que ni lean de jeques ni vean las noticias porque alli pasan que las mujeres de ese lado del mundo son tratadas peor que un perro callejero. Y bueno alla les toca por cultura, porque es asi. Ya por donde vivimos las que sufren de maltrato o son por ingenuidad, o por suerte o por masoquismo. Infortunadamente hay casos asi. Para mi este libro no es violento, para serlo se necesitarian muchos mas factores. Y si es para personas mayores y con capacidad de comprender el choque de culturas. Este no es para personas que se puedan identificar con la historia y la lleven al extremo de lo paranoico. Y muy seguro que a las anonimas o a la anonima si que le encanto la de Grey eso es fijo jejejejejejej

LuzCo dijo...

Hay lectores para todo, ciertamente. Pero, como lectora que soy de romances histórico, me niego a endilgarle a esta novela la etiqueta de "romántica". Será otra cosa, pero romántica no es. Y no es sólo por el tema de la violación, que aunque pareciera no fue tal, sí lo fue. Fue un proceso de seducción no deseado inicialmente por parte de ella, en un entorno donde es prisionera y se ve físicamente forzada a recibir sus caricias. Es una violación tanto física como psicológica en toda la regla. Toda la historia es repulsiva. El tío es un hombre horrible y ella está enferma pues se enamora de él a pesar de su abuso: la secuestra pues ella no quiere nada con él en un principio pero él no puede aceptar que le digan que no. Por ello la mantiene cautiva durante 4 meses en los cuales la seduce y la somete gracias al síndrome de Estocolmo. A esas alturas, a ella no le importa volver a su vida anterior. Solo quiere estar con él hasta que el hombre se canse de ella y decida buscarse otra amante. Luego, cuando ella ya está de vuelta en casa de su hermano y ha dado a luz a su hijo, el tío repulsivo va a buscarla, se instala en aquella casa con el consentimiento del hermano de ella (un hermano tonto que obviamente está de adorno pues es incapaz de proteger a su propia hermana), supuestamente para permitirle al galán que conozca a su hijo. Mientras, el bobo prometido de ella, tiene que calarse a diario que el padre del niño de su prometida (quien se niega a fijar fecha pues realmente no desea casarse con él) lo irrespete continuamente. Realmente lo irrespetan los dos al pobre imbécil, hasta que se obstina e intenta matarlos con dos pistolas. Después de todo esto, el galán, (que jamás se arrepiente de nada) sigue siendo objeto de veneración por parte de ella quien es tan necia que intentar dar su vida por él. Es como para meter a todos en manicomio. Creo que es la peor historia de todas la que he leído. No sé ni cómo calificarla. El adjetivo de “asquerosa” es benigno. Obviamente, esta novela no puede formar parte del género de romántica.

Anónimo dijo...

Cuanta demagogia barata se lee entre todas las que critican "violación" y "malos tratos". Además de poca lectura romántica a sus espaldas, porque si fuera así sabría que hay libros en los que sí aparecen violaciones y malos tratos, entre los más significativos los que Raquel Pérez comenta.

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Nuestras Novelas.
Muchas gracias por darnos a conocer tu opinión