25 mayo, 2009

Crítica» Tan solo una aventura de Candice Hern

TAN SOLO UNA AVENTURA
Candice Hern
Las Viudas Alegres 2

 as Viudas Alegres son unas respetables y refinadas damas de la alta sociedad… aunque sus pensamientos más secretos son de lo más escandalosos.
Beatrice, seducida por el caballero más atractivo de la temporada, se verá inmersa en un dilema: entregarse a este amor, o mantener su libertad ahora que estaba empezando a disfrutar de los placeres que conlleva.
Beatrice, Lady Somerfield, está demasiado ocupada ejerciendo de carabina para la testaruda de su sobrina Emily como para encontrar tiempo para buscarse un amante… hasta que una noche en un baile de mascaras, un desconocido le hace darse cuenta de los placeres que se ha estado perdiendo.
Sin embargo, cuando descubre su identidad, cualquier aventura con él se torna imposible. Se trata de Gabriel, marqués de Thayne, la atracción de la temporada. Pero Beatrice ha cautivado por completo a Thayne, que comenzará a sospechar que bien podría ser la esposa perfecta para él. ¿Pero los sentimientos de Beatrice serán tan profundos como para ser capaz de romper su promesa de no volver a casarse y hacer frente al escándalo cuando su relación salga a la luz?
Galardonada con el premio National Readers’ Choice a la mejor novela histórica del 2006


Si buscáis una regencia histórica que se centre solo y exclusivamente en el romance, este es vuestro libro.
Hern logra con sus personajes tan bien definidos, un dialogo muy bien escrito, giros y malentendidos, no tener que recurrir al villano o al misterio en esta historia.
Los protagonistas tienen unos caracteres fuertes y algunos conflictos internos que hacen que sean más reales a nuestros ojos.
Y la diferencia de edad añade a la historia encanto, Thayne es lo suficientemente maduro e inteligente como hacer creíble la relación con Beatrice. Es admirable la confianza que tiene en sí mismo y como llegó a darse cuenta de lo que la amaba.
Nuestra heroína es madre de dos hijas y tiene los pies en la tierra, piensa que a su edad ya no resulta tan atractiva a los ojos de los hombres y duda de las palabras de Thayne. Pero a pesar de tener 35 años sigue manteniendo su belleza de antaño con ese toque que solo da la madurez.
Me gustó mucho no solo cuando estaban juntos sino también en la interacción con los otros personajes. Todos entran en escena para ayudar a la historia de los protagonistas.
Los que me parecieron más divertidos fueron las hijas de Beatrice.
A la que no conseguí cogerle simpatía fue a Emily, la belleza de la temporada y sobrina de Beatrice. Es un personaje superficial y quizás empecemos a conocerla un poquito realmente al final del libro. Y de su madre mejor no hablar…
Si os gustó el primero, este no lo podéis dejar escapar porque es aún mejor.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Nuestras Novelas.
Muchas gracias por darnos a conocer tu opinión