28 mayo, 2009

Crítica» Amor Prohíbido de Laura Lee Guhrke

AMOR PROHÍBIDO
Laura Lee Guhrke

Para la remilgada y tímida Daphne Wade, su placer más prohibido es observar en secreto a su patrón, Anthony Courtland, duque de Tremore, mientras éste trabaja en la excavación de su estado de Inglaterra. Anthony ha contratado a Daphne para que le restaure los preciados tesoros que él va desenterrando. Sin embargo, Daphne no podía imaginar lo difícil que iba a resultar concentrarse en el trabajo teniendo delante a un hombre como Anthony, cuya belleza resulta abrumadora. Él ni siquiera ha reparado en ella como mujer, pero ¿quién puede culparla de haberse enamorado perdidamente de Anthony?. Daphne es la restauradora mejor preparada para llevar a cabo ese trabajo, y Anthony lo sabe. Pero no la ve como mujer, sino como una experta que se oculta tras unas enormes gafas. La hermana de Anthony está convencida de que puede llegar a convertirla en una mujer irresistible, pero él está seguro de que fracasará en el intento. Ninguno de los dos puede imaginar que la pobre Daphne se ha enterado de toda su conversación, y se propone demostrarle que está totalmente equivocado. Una nueva y encantadora Daphne sale del caparazón en el que se ocultaba, y entonces se invierten los papeles. ¿Conseguirá Anthony convencerla de que es la mujer de sus sueños?


Es una historia muy bonita sobre dos personas que piensan que son muy diferentes y sin embargo se complementan más de lo que ellos creen.
Con unos dialogos ingeniosos Daphne le pone los puntos sobre las ies al Duque de Tremore, y este negocia arrogantemente con cualquier cosa que pueda para hacer que ella se quede más tiempo del que ha prometido, al principio porque él no quiere perder a una trabajadora tan buena y luego porque no quiere dejarla ir. Cuando Daphne le dice que se marcha, él simplemente aumenta su salario hasta que le sea imposible decir que no. Cuando admite que no sabe bailar, Anthony se ofrece a enseñarla, pero sólo si ella se queda otro mes. Al ser acusado de ser grosero e insufrible, él promete reparar sus caminos.
Lo mejor que tiene el libro es que la transformación de Daphne de patito feo a cisne es sobre todo en los ojos del lector. Anthony se va enamorando de ella porque comienza a mirarla de manera diferente, no porque ella haya cambiado de forma externa. También que la historia de amor se desarolle dentro del ámbito arqueológico añade un soplo de aire fresco a la novela romántica.
La historia entera se centra en los dos personajes principales, ninguna otra trama es necesaria para que la historia funcione. Son dos personas que se enamoran el uno del otro, Anthony de improviso y en contra de todo pronóstico y Daphne del hombre real y no del que había recreado en su imaginación.
Definitivamente recomiendo este libro y espero que Laura Lee Guhrke escriba la historia de Dylan Moore, creo que este granuja promete...

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Nuestras Novelas.
Muchas gracias por darnos a conocer tu opinión