18 abril, 2009

Susan Boyle asombra a medio mundo...

Susan Boyle, escocesa de 47 años, en paro y no demasiado atractiva, decidió darle una oportunidad a la canción y se apuntó al concurso Britain's Got Talent y en la primera gala, el pasado sábado sorprendió a todos.
Con su actuación cantando I dreamed a dream (Soñé un sueño) del musical Los Miserables dejó al público y a los jueces literalmente con la boca abierta y, lo que empezó como una actuación en la que prácticamente toda la audiencia estaba en su contra y dispuesta a “premiar” la actuación de Susan con carcajadas y burlas pero lo que vino no fue lo que esperaban. Asombro, estupor, fascinación e incluso lágrimas de emoción suscitadas por una voz privilegiada.
Nota: No hay que perderse la expresión de las caras cuando Susan empieza a cantar... No en vano afirmó antes de salir que les iba a “dejar de piedra”

Los videos en Youtube con la actuación completa de Susan Boyle tienen la opción de insertar en web desactivada por lo que os dejo unos enlaces:

Video en calidad alta: VIDEO 1
Video con subtitulado en español: VIDEO 2

Pero no fue sólo la audiencia del concurso en directo y los telespectadores que lo vieron desde sus casas (una audiencia de unos 11,3 millones). La actuación de Susan se transformó en noticia y, en pocas horas, llegó a las televisiones de medio mundo y a Internet. Los videos de su actuación ya han sido vistos por casi 30 millones de personas y sólo ha pasado una semana desde su actuación, en la primera gala del 2009 de Britain's Got Talent
Britain's Got Talent es un concurso de televisión británico al estilo de 'Operación Triunfo', con la diferencia de que al programa inglés no sólo acuden aspirantes a cantante sino también candidatos a convertirse en profesionales del baile, la comedia y casi cualquier otra disciplina artística.
En la edición 2007 de este concurso, un vendedor de móviles llamado Paul Potts sobrecogió al público, al jurado y a espectadores de todo el mundo con su talento para la ópera. Hoy en día, Potts se ha convertido en un reconocido tenor.

Boyle, que invierte buena parte de su tiempo como voluntaria en una iglesia de Blackburn, una pequeña localidad próxima a Edimburgo, y que vive sola junto a su gato Peebles, es una trabajadora social en paro cuyas aptitudes artísticas hasta ahora sólo eran conocidas por los parroquianos que frecuentaban el karaoke local.
A su voz excepcional, se unen una timidez y sencillez que han cautivado al público de todo el mundo y que le han convertido en la gran favorita para el triunfo final en Britain's got talent, uno de los shows televisivos con más audiencia en este país.
Para Clifford, representante de Simon Cowell -uno de los tres jueces del concurso- la clave es que "al público le gusta la gente con aspecto de desamparo que es capaz de demostrar que los sueños se pueden hacer realidad aunque no se tenga la belleza de una actriz de cine". No obstante, Clifford reconoce que el estallido mediático de Boyle tuvo una cierta preparación: "las cartas estaban marcadas antes de la gala. No hay duda que la gente del programa ya la seguía. Simon Cowell llevaba semanas hablándome de ella".
Pero a pesar de esa “cierta preparación” no deja de ser una de esas demostraciones en vivo de que la belleza, la BELLEZA con mayúsculas, se encuentra a nuestro alrededor... solo hay que saber mirar ¿verdad?

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ a Nuestras Novelas.
Muchas gracias por darnos a conocer tu opinión